Volviendo al lado oscuro

Tras más de una década trabajando con Mac decido cambiarme a Windows. ¿Porqué? ¿Qué ha pasado?
Cambiar de Mac a PC

Si mi “yo” de hace 15 años me viese ahora seguramente me pondría de vuelta y media. Me miraría por encima del hombro y con cara de pena. Y es que hace 15 años pertenecía a ese grupo de personas que amaban idílicamente a la marca de la manzana mordida. Era uno de esos “maqueros” que no veía más allá de lo que se hacía en Cupertino.

Pero de eso hace 15 años, la gente evoluciona, y no es que me haga mayor y sea más sabio, sino que en 15 años mi evolución ha sido muy diferente a la de Apple, y creerme, que no he evolucionado demasiado en mi manera de trabajar. Mi flujo de trabajo sigo siendo muy similar, sin embargo cada año que pasa me vuelvo más exigente, y tanto el hardware (iMac y Macbook Pro) como el software (MacOS) de Apple siempre han ido cumpliendo esas exigencias. Sin embargo algo ha pasado. Algo que en mi opinión, ha hecho que la marca pierda ese amor de muchos profesionales como yo.

Apple se ha vendido al mainstream y a descuidado a uno de sus principales clientes… Los Profesionales.

Muy lejos ha quedado ese comentario de “¿Usas Mac porque es mejor para foto verdad?”, un comentario que, a día de hoy, todavía me hace mucha gente, pensando que para trabajar en esta rama profesional es casi indispensable tener un Mac. Y si la gente de calle que no sabe de ordenadores te hace un comentario así es porque Apple había conseguido, gracias a la confianza que depositan los profesionales en ella, dar una imagen de marca dirigida a profesionales creativos que Windows no tiene, le moleste a quien le moleste.

“Mac es para creativos y profesionales” ¡Ójala!

Como he dicho líneas atrás, Apple se ha vendido al mainstream, es decir, quiere llegar a todo el mundo, y, ¿sabéis qué?
¡LO HA CONSEGUIDO!.  Si quieres un buen móvil… ha de ser un iPhone. ¿Quieres un buen ordenador para diseñar? Cómprate un Mac. Quiero una tablet para trabajar y ver mis series preferidas en Netflix… Sin duda alguna, un iPad, no te fallará.
Que equivocados estamos amigos.

Y he de quitarme el sombrero ante esto, porque Apple a pasado de ser una marca de equipos para profesionales a ser una marca que dicta un estilo de vida. Quien usa Apple, es moderno, y seguramente, tiene pasta. Nada más lejos de la realidad.

Perdonar, ¿cuantos de vosotros tenéis un iphone y os habéis gastado más del 70% del sueldo en comprarlo? Y quien tiene un apple de más de 1.000€ para usar Office, navegar y ver series (cosa que hace casi cualquier ordenador windows de más de 500€). Pues te has gastado el doble por un producto que hace lo mismo que su competidor, que vale un buen pico menos.

Y a mi sinceramente, todo esto me da igual, la marca puede usar la estrategia que quiera para vender más terminarles, ahora bien… ¡No me toques mi ordenador del trabajo que me engorilo!

Y ahí es donde quería yo llegar. Porque Apple ha decidido llegar a todos, a cualquier precio. Y el precio que está pagando es el de perder prestigio con un sector al que le debe buena parte de su éxito… Los profesionales.

En los últimos años los que nos dedicamos al mundo del diseño, el vídeo o la animación, hemos visto como nuestros equipos Apple, nada económicos, por cierto, se han ido quedando obsoletos a una velocidad vertiginosa, y es que en cada nueva actualización del sistema operativo algo se quedaba atrás. Pero bueno, no pasa nada porque si necesitas más… actualizo el hardware de mi equipo, pero…¡SORPRESA!, Apple decidió soldar los elementos actualizables a la placa base, haciendo completamente imposible actualizarlo, ni siquiera desde el propio servicio técnico de Apple. 

Los de Cupertino se han asegurado una venta en cada iMac, Macbook y Macbook Pro desde hace años, ya que a los pocos años ese equipo no valdrá, y estará obligado, por las circunstancias profesionales que sean, a cambiar de equipo a uno superior y seguramente más caro.

La estrategia de Apple: Vender equipos cerrados y no ampliables. Una venta futura asegurada.

Seguro que después de leer esto algún usuario acérrimo de Apple saltará con que actualmente si que existen equipos ampliables. Si, es cierto, pero el precio de esos equipos es tan alto que no merece la pena gastarse ese dinero pensando a futuro existiendo opciones 3 veces más económicas e igual de válidas.

Y es que aquí radica el problema de todo… El precio. Porque Apple no ha dejado de hacer buenos equipos, pero son caros… muy caros. Ahora un equipo profesional básico no baja de los 2000€, y sabes que te durará unos… ¿5 años?.

El iMac más barato cuesta la friolera de 1300€, y queda muy lejos de lo mínimamente exigido para trabajar en el sector creativo (fotografía, diseño y vídeo). Al poco necesitaremos uno un poco más potente, con más RAM, más disco duro, etc. Una broma.

Al leer esto seguro que algún comercial de Apple, que en este planeta hay miles y sin estar a sueldo, me dice: “Pero es que ese iMac no está diseñado para el ámbito profesional, para eso están los iMac pro y los Mac Pro” entonces ya la cosa cambia, porque como soy profesional y necesito un equipo más potente, entonces la exigencia de Apple es que me compre un equipo de nada más y nada menos que de 5.500€ ó 6.500€. Todo solucionado.

El titular de este post reza mi vuelta al “Lado Oscuro”, y es que tras años de trabajo, grandes momentos, alegrías y risas al lado de mis equipos Apple, he vuelto a abrazar Windows, y no porque el sistema operativo de las ventanitas me guste más, para nada, de echo no me gusta nada de nada, pero tras dejar de ser práctico y efectivo trabajar en mi, nada barato, iMac y no se capaz de retocar una foto sin que se bloquee mi Macbook Pro, he tenido que optar por un equipo portatil que, por menos de 1500€ le da mil vueltas en rendimiento a su homologo de Apple.

Desde aquí lanzo una petición a los señores de Cupertino…

 

Apple, ¡Por el amor de Jobs!!
Pensad en los profesionales, porque no todos trabajamos en grandes agencias, ni llevamos cuentas millonarias. Muchos de nosotros somos autónomos, pero llevamos a cabo trabajos muy exigentes. No queremos ir a la moda, queremos disfrutar de lo que os hizo grandes como lo hemos hecho desde hace años a un precio lógico y razonable.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Has visto esto?

Diseño Web

Diseño Web

Corporativo y e-commerce.

Diseño Grafico

Diseño Gráfico

Corporativo y publicitario.

Diseño Emarketing

Diseño eMarketing

Diseño para RRSS y Marketing de contenidos.

Produccion Audiovisual

Producción Audiovisual

Fotografía y vídeo para eventos y empresas.

Fotografía Ecommerce

Fotografía e-commerce

Fotografía de producto para catálogo, ecommerce y publicidad.

Book Fotográfico

Book fotográfico

Profesionales y personales.
Reportaje social.